¿El resultado de la reforma, el diseño y la decoración? Unas oficinas más luminosas y organizadas

El principal obstáculo con el que nos encontramos fue la falta de luz natural que se debía a dos razones: la primera, la mala organización de los espacios y, la segunda, una iluminación deficiente que provenía del patio de luces. Además, como los ambientes no estaban diferenciados, el trabajo en las oficinas también era caótico y repercutía en las labores de los profesionales.

Por eso, nuestros esfuerzos se centraron en distribuir correctamente cada una de las estancias, separándolas según las necesidades de la empresa (zonas públicas, sala de reuniones, recepción…). Además, también trabajamos para añadir una buena iluminación artificial e incluimos tonalidades claras para amplificar el espacio.

El resultado no pudo ser más que satisfactorio. Al ordenar los ambientes conseguimos una mayor entrada de luz y una mejor circulación, lo que se tradujo a su vez en una mayor productividad. Por otro lado, al utilizar una iluminación artificial adecuada, la eficacia en el trabajo de la empresa también se incrementó y, al apostar por colores claros, el espacio se transformó por completo, dando una imagen mucho más fresca y amplia. Y, como toque final, también decidimos reforzar la imagen de marca de nuestros clientes añadiendo el color corporativo en diversas zonas estratégicas.

 


amet, fringilla dolor consectetur vulputate, ipsum